construccion

Caseta de obra: Qué usos tiene

En España, la construcción modular ha mejorado notoriamente en los últimos años junto al sector del diseño y la arquitectura, así como en la construcción e inmobiliaria. La caseta de obra ha demostrado tratarse de una buena respuesta ante las necesidades del mercado: cada vez, más empresas necesitan ampliar sus espacios habitables, pero no por ello quieren renunciar a la comodidad, la calidad y a un precio competitivo.

Por otro lado, existe otro punto positivo relacionado con las casetas de obra. Se trata de la inmediatez de la instalación, una característica que también ha colaborado a conseguir su éxito, y no es para menos, ya que hoy en día es una de las soluciones preferidas ante la falta de espacio.

Estas casetas son, como decimos, soluciones óptimas aunque temporales para empresas del sector de la construcción, sobre todo, que requieren de espacios de trabajo nuevos para sus empleados. Y algunos de sus usos son los siguientes:

-Oficina para la dirección de obras

-Campamentos de obra

-Garitas de seguridad

-Soluciones de almacenaje

-Salas de formación

-Cabinas de vigilancia

-Comedores prefabricados

-Vestuarios

-Sanitarios portátiles

Qué podemos hacer con la caseta de obra

Uno de los usos más habituales de este tipo de construcciones modulares es como soluciones de almacenaje. La falta de espacio es un problema al que hay que hacer frente de manera continuada; es un hecho, nos encontremos en el sector en el que nos encontremos. En cuanto la empresa crece, y esperamos que así lo haga siempre, requerimos más espacio. Ya sea en un colegio, para guardar material escolar (especialmente, de Educación Física, como colchonetas, pelotas, potros…) como en una tienda que necesite ampliar su almacén, o una obra donde guardar herramientas y otros útiles.

En colegios, incluso, se pueden utilizar como nuevo vestuario donde los pequeños se cambien de ropa para acudir a su clase de gimnasia.

Como sanitarios, las casetas de obra también son muy populares. Ya sea en un colegio, en una oficina o en cualquier otro tipo de lugar de trabajo.

También, como salas de formación; afortunadamente, cada vez más empresas quieren tener unos trabajadores formados, y aquí se puede colocar fácilmente una pizarra, un proyector y el material que se necesite para ello.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *