nomina

Los datos que debe tener tu nómina

Alguien que trabaje en Recursos Humanos debe conocer los datos que debe llevar tu nómina, así como tu jefe/a también debería. Sin embargo, al final, eres tú quien debe asegurarse, por tu propio bien, de que la nómina que recibes es correcta en cuanto a datos.

Del mismo modo, si sabes leerla adecuadamente, podrás comprobar, también, si la cantidad que percibes es la acordada en tu contrato.

Pero esto no es todo lo que debe contener tu nómina, como bien sabrá alguien que trabaje en una asesoría fiscal en Barcelona. A continuación, te lo explicamos más a fondo.

Encabezamiento de la nómina

La nómina no deja de ser una factura, por lo que tienen que quedar reflejados, siempre, los datos de la empresa y del trabajador, como nombres y apellidos, números de identificación (CIF, en el caso de la empresa, y DNI, en el del empleado), así como el código cuenta de cotización de la Seguridad Social (CCC).

Sobre el trabajador, también se debe indicar el tipo de contrato, su categoría profesional y la fecha de antigüedad con la empresa.

Lo siguiente que debe aparecer es el periodo en el que se lleva a cabo el pago, que bien puede ser mes a mes o semanal; sin embargo, el caso más habitual es el del pago mensual.

Devengos

Es lo que recibe el empleado. Se divide entre lo siguiente:

  •         Devengos salariales: Es el dinero que recibe el empleado por su trabajo. Se desglosa de la siguiente manera:

o   Salario base: Salario mínimo marcado en el convenio, que debe dividirse en 12 pagas más dos extras, o si las pagas extras están prorrateadas en el sueldo, sólo serán 12.

o   Complementos salariales: Cualquier plus que sea incluido.

o   Horas extra realizadas.

o   Gratificaciones extra.

o   Salario en especie.

  •         Devengos no salariales: Son las percepciones recibidas por el trabajador, pero no como retribución a su trabajo.

o   Indemnizaciones: Gastos que el trabajador adelanta para hacer un trabajo y que debe recuperar.

o   Indemnizaciones de la Seguridad Social, ya sean gastos por incapacidad o desempleo temporal.

Deducciones por IRPF

Se trata de una parte de la nómina que resta salario, porque deben aportar IRPF y Seguridad Social. También se incluyen anticipos u otras deducciones.

  •         IRPF: Se tiene en cuenta para la declaración de la renta del empleado.
  •         Seguridad Social: Se hace un cálculo específico para saber cuánto debe aportar, en el que se tienen en cuenta:

o   Contingencias comunes.

o   Desempleo.

o   Formación profesional.

o   Horas extraordinarias por fuerza mayor.

o   Horas extraordinarias sin fuerza mayor.

Líquido a percibir

Es el total de restar el total de deducciones al total de devengos.