por que duele la cadera

¿Por qué me duele la cadera?

Con el paso del tiempo, es muy común empezar a sentir dolor y molestia en determinadas zonas, y especialmente, en articulaciones. A partir de los 50 años, muchas personas comienzan a necesitar tratamientos basados en la inyección de ácido hialurónico, como Coxarthrum, a causa del dolor en la cadera.

Por este motivo, hoy te queremos contar por qué nos suelen doler las caderas. Conocer las causas para poder prevenir es muy importante.

Bursitis

La bursa es un saco cerrado lleno de líquido que ayuda a reducir la fricción que se produce entre los tejidos del interior de la cadera -y también está presente en el resto de articulaciones-. Si se inflama, causa rigidez y dolor en la articulación. Se nota, especialmente, al dormir, dado que sentimos mucho dolor en uno o ambos lados, y sentimos una mayor dificultad a la hora de subir escaleras o de sentarnos en superficies duras.

Polimialgia reumática

Se trata de una dolencia que afecta especialmente a las articulaciones de la cadera y que se nota, especialmente, cuando caminamos. El dolor y la rigidez van en aumento día tras día, y es necesario realizar un tratamiento para paliar esta situación.

Artritis

En la cadera, es un problema que suele afectar, especialmente, a las mujeres. Cuando los huesos se desgastan, pierden masa y el dolor se enfoca en la ingle, solemos estar hablando de una osteoartritis. Incluso, es posible que en la parte interior del muslo ocurra una rigidez o inflamación a causa de este problema.

Se debe tener mucho cuidado en estos casos y acudir al médico cuanto antes, puesto que existe el riesgo de facilitar la ruptura de la propia cadera.

Tendinitis

Es una causa de dolor muy habitual, también, en personas jóvenes. Puede venir dado por un sobreesfuerzo o por un estrés frecuente en los tendones. En cuanto tengamos la mínima sospecha de estar padeciéndolo, debemos acudir al médico, que probablemente nos recetará reposo y analgésicos.

Estos son los motivos principales de dolor en la cadera, si bien no son los únicos, así que no bajes la guardia.